Vivir una experiencia intercultural en China es tener la oportunidad de conocer un país que impresiona, encanta y fascina.  La mezcla de lo moderno y lo tradicional está siempre presente donde quiera que vas:  templos antiguos rodeados de modernísimos edificios, coloridas ventas de comida en las calles y palacios imperiales, una geografía llena de impresionantes formaciones naturales y pagodas ancestrales.  

Los jóvenes de China se concentran la mayor parte del tiempo en el estudio.  El colegio es un gran lugar para hacer amigos, que estarán dispuestos a compartir su cultura.  Los adolescentes se reúnen en las casas de sus amigos, van al cine, ven televisión o practican deportes como fútbol, baloncesto y ping-pong.  Los padres usualmente se involucran mucho en la vida de los estudiantes, por lo que es recomendable chequear con ellos siempre antes de salir.  Los adolescentes chinos pocas veces tienen relaciones de noviazgo y prefieren socializar en grupos con sus compañeros del mismo sexo.

Una publicación compartida de Héma Va (@dlthva) el

Lo más probable es que vivas en el este o en el sur de China. Algunos estudiantes de intercambio viven en grandes ciudades como Shanghai, Tianjin y Pekín, pero la mayoría se encuentran en ciudades pequeñas, como Jiangsu, Sichuan, Anhui, Heilongjiang y Guangdong. Las familias en las ciudades grandes, tienden a vivir en apartamentos. Es posible que los abuelos vivan con tu familia anfitriona. Se espera que pases tiempo con tu familia. La cultura china tiene un gran respeto por la jerarquía y aprecia adecuadas relaciones sociales, llenas de armonía y con el mínimo de conflictos.

Explorará los programas disponibles en China