El segundo país más extenso del mundo, Canadá, se extiende hasta el Ártico e incluye todo tipo de paisajes: las Montañas Rocallosas, las praderas, las accidentadas costas, playas de suaves arenas, valles fértiles y ciudades cosmopolitas.  La herencia de diversidad del país se une en la pasión nacional por el hockey sobre hielo.

Los adolescentes canadienses disfrutan de unirse a un club y de las actividades tales como deportes, orquesta, periodismo y teatro.  Los gobiernos estudiantiles son importantes y han ganado una importancia creciente en las políticas de los colegios.  Uno se puede sorprender al ver tantos adolescentes canadienses que tienen un trabajo de tiempo parcial después del colegio, como cuidar niños o trabajar en una cafetería local.

Probablemente vivirás en una pequeña ciudad, en el campo o incluso en una granja. Los padres de familia canadienses suelen compartir las responsabilidades domésticas, y los hijos ayudan con las tareas cotidianas y también ayudan a preparar las comidas. Muchas familias canadienses también son muy diversas, por lo que puedes estar viviendo con múltiples culturas bajo un mismo techo. Debido a que las opciones de transporte público confiable son limitadas, las familias planean con antelación para asegurarse de que todos tengan como desplazarse a los diferentes lugares.

Explorará los programas disponibles en Canadá